• Jose Scarano

7 herramientas para mejorar tu oratoria

Actualizado: jun 18


La cuarentena continua, y para cuidarnos mejor hay que quedarnos en casa, pero como siempre digo la pandemia no tiene porque frenar nuestros aprendizajes y la forma en que podemos desarrollarnos.



Ya te recomendamos "10 TEDTalks que tienes que ver", si todavía no leíste ese blog te invito a leerlo haciendo click aquí.

Para sumarle más contenidos y seguir aprendiendo un poco más, hoy te traigo

7 herramientas para mejorar tu oratoria.





Es normal entrar en pánico a la hora de dar un discurso o hablar en publico, raro seria no hacerlo. Pero por suerte el arte de la oratoria es algo que todos podemos aprender, ejercitar y practicar constantemente, solo debemos animarnos.


Antes de comenzar es importante saber que la oratoria, como bien dije antes es considerada un arte, más bien el arte de hablar en público. Es utilizada para convencer, persuadir e inspirar a otros.


Lo primero a tener en cuenta es el contenido de nuestro discurso, sobre las formas de expresarlo.

El contenido es clave, por eso importante investigar, conocer, y tener mucha seguridad de lo que hablamos a hablar. En ese momento tenes que sentirte como un experto del tema que abordaras.

Recuerda que un discurso es 10% captar la atención, 30% de introducción, 50% de contenido y el resto conclusión y cierre. Un consejo de amigo, nunca te pares como orador disertando sobre un tema que no conoces, y asegúrate que tu mensaje llegue al público.


La segunda parte se centra en la voz, en la entonación y el volumen que utilizas, en la dicción y el ritmo que le das. Sumado a esto la respiración y las pausas que utilizamos. Todo esto conforma y hace a la expresión oral.

Respecto a este punto como consejo puedo decir que no memorices tu discurso, habla como lo haces normalmente y no utilices palabras que te cuesten pronunciar, no comas ni bebes nada durante media hora antes ni mientras des tu discurso, solo bebe agua para que no se te seque la garganta. Para cerrar esta parte no actúes, se vos mismo y si podes hacerlo parado mejor!


Continuamos con el tercer punto, la expresión corporal.

Para esto es importante tener en cuenta los gestos voluntarios e involuntarios, la postura, los movimientos y los desplazamientos.

Para este es fundamental tener conocimiento del sitio en el cual vamos a brindar nuestro discurso, pese a eso no te olvides de mantener tu postura, conectar con el publico y tratar de moverte lo menos posible. Y recordá tu discurso comienza cuando ingresas al lugar donde lo darás, así que cuida tus comportamientos, el público te esta viendo.


La presentación personal es la cuarta herramienta que tenemos que tener en cuenta, el cuidado que le ponemos a nuestra imagen refleja la importancia que le damos a nuestro mensaje.


El quinto punto se basa en el material de apoyo que utilicemos, y si es material de apoyo no presentación. Esto es importante porque no es recomendable tener toda la información en este material ni leer textual del mismo.

Como recomendación, aprovecha este para poder colocar palabras claves, imágenes que ayuden a reflejar lo que digas, esto es para el público no para vos.


Llegando a los últimos puntos, que se relacionan entre sí, son el los recursos externos y el público. Al tener en cuenta los primeros es importante aprovechar todo lo que tengamos a la mano, mantener la concentración y ser flexibles.

Hablando del público, es importante conocerlos, respetarlos e inspirarlos. No olvides que llegando a pocos, podes inspirar a muchos.


Espero estas herramientas y consejos te sirvan para la próxima ves que tengas que dar un discurso en publico.

Y como siempre digo, no dejes que esta situación excepcional haga que disminuyas tu productividad y el impacto que podes generar en el mundo.

AIESEC Argentina 2020. Todos los derechos reservados.