• Karen Andrea Taborda Benavides

Casas globales, la oportunidad de tener amigos sin salir de casa.

Mi historia inicia cuando Daniela llega a mi casa desde Boa Esperanza en Brasil para hacer su intercambio con nosotros. Todo fue muy lindo porque yo misma fui hasta al aeropuerto por ella y eso hizo que la conexión fuera inmediata.

Para mí ser host es demasiado retador, porque considero que los que hospedan tienen un rol muy importante en la experiencia de intercambio, ya que se crea un lazo de familiaridad y amistad que incluso puede perdurar toda la vida, por lo que agradezco la llegada de Dani a mí casa para rescatar mi visión sobre ser "Casa global".


Al nosotros ser host tuvimos la oportunidad de escogerla y a decir verdad el único criterio inicial fue la compatibilidad en el horóscopo conmigo, pero con el tiempo aprendí mucho sobre la personalidad de Daniela; es una chica super dulce y cálida, alguien entrañable que se hace querer al instante y teniendo en cuenta que meses antes yo me había ido de voluntariado a Brasil, pude comunicarme muy fácil con ella porque pude aprender portugués y así ella se sintió como en casa.

Durante su tiempo en Argentina vivimos muchas juntas, entre ellas hacernos una remera de esas teñidas para sellar la amistad que habíamos formado, un lazo que se formó sin salir de mi casa y que al día perdura, pues todavía nos seguimos hablando.


Incluso todo fue tan especial que mi mamá hizo una hermosa relación con ella, salían todo el tiempo a conocer la ciudad y aunque la idea era que ella fuera hospedada en otro lugar durante su última semana debido a un viaje mío, todo cambió y al final ella fue recibida cómo una hija más en mi familia. A veces hablando con ella siento que toda la vida voy a tener una amiga para visitar en Boa Esperanza.

Vanina Balza ha sido host 3 veces: la primera antes de tomar su voluntariado cómo para tener la experiencia, durante su voluntariado y justo después de que ella volvió.

AIESEC Argentina 2020. Todos los derechos reservados.