• Arturo F. Maldonado

Experiencia de voluntariado | Global Volunteer

La mayoría de personas tenemos dentro de nuestras metas poder viajar, conocer algún país extranjero y estar inmersos en una cultura distinta a la propia. Imaginate hacer todo esto junto, y además, impactar al mundo.


En esta ocasión les contaremos como es tomar una experiencia de Voluntario global en primera persona. Esta vez Micaela nos habló acerca de su experiencia internacional y la labor que desempeñó estando en ella. En este espacio descubriremos lo más destacado de su viaje, de igual modo resumimos brevemente la entrevista que grabó para el podcast de AIESEC en Argentina.


Antes…


¿Qué es Global Volunteer?


Los programas alrededor del mundo de Global Volunteer que ofrece AIESEC existen porque se busca la activación en los jóvenes y de esta manera dar forma a lo que hacemos de acuerdo a lo que el mundo necesita. Cada programa se enfoca en poder contribuir al desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por las Naciones Unidas, con meta para el año 2030.


Salitre, Costa Rica 2019.


Dentro de una comunidad indígena…


La decisión de Micaela por elegir esta experiencia viene desde tiempo atrás. Ella formaba parte de AIESEC desde años previos y había escuchado ya experiencias de personas que habían quedado fascinadas por la experiencia en Costa Rica, principalmente en Salitre.


Dentro de lo que motivó a Mica a tomar el voluntariado en dicha comunidad, fue el giro de agricultura orgánica y naturaleza que ofrece el programa. Una vez ya estando allá, las tareas fueron relacionadas cien por ciento con la naturaleza y posteriormente se daría cuenta que estas dependían de las necesidades diarias del lugar. Ahí Mica aprendió, en pocas palabras, desde diferenciar alimentos típicos a los cotidianos, hasta cómo desarrollar conciencia sobre el reciclaje y un entorno sustentable.

En el transcurso del voluntariado como decía, te envolvés en la cultura local, convivís con gente de muchas partes del mundo y vivís el día a día como un nativo de la zona, lo que te lleva a aprender mucho de la región y a conocer maneras de vivir distintas.

Parte de las ganancias que esta oportunidad le trajo, fue el intercambiar comentarios y formas de vida no solo con la gente local, sino también con las diferentes personas de México, Alemania y otros países, que tomaron el voluntariado y tenían una forma enteramente diferente de entender estas problemáticas.


Al tomar esta experiencia, el voluntario sale de la zona de confort y para Mica no fue la excepción. Ella relataba que iba sin ningún tipo de expectativa, ni imaginar al lugar a donde iba a llegar, porque Salitre es una zona rural, completamente diferente a un estilo de vida de ciudad, incluso muy distinto al de la San José en Costa Rica; eso sin duda es parte del crecimiento y del poder ser un ciudadano global.


Al contrastar y regresar a Argentina el aprendizaje más significativo de este voluntariado cuenta Mica, es: el regresar con la mente abierta y entender que los problemas que se ven en Argentina también pueden ser problemas de otros países y otras comunidades.


Suena muy romántico pero es cierto que no importa el lugar geográfico donde se haya nacido, en cada lugar en el mundo hay oportunidades para mejorar y para mostrarnos nosotros mismos como personas mejores y dispuestas a realizar un cambio que impacte el mundo y cambie vidas.


Qué mejor que viajar con un propósito.


Para escuchar la entrevista entra al podcast de AIESEC en Argentina.



262 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo