• Karen Andrea Taborda Benavides

Gabriel Lourenço: Conexiones que te llevan a liderar fuera de tu país

Hola Soy Gabriel, actual presidente nacional de AIESEC en Argentina y creo que la historia de intercambio que van a leer puede dividirse en 3 etapas, en las cuales lo que más resalta es la amistad. Así que en los siguientes párrafos intentaré contarles la importancia que tuvo esta experiencia en mi vida y el impacto tan grande que causó en mí todo lo ocurrido.

Al inicio, cuando estaba planeando mi intercambio, la idea era hacer esto al lado de mi junta ejecutiva para AIESEC en Campo Grande - Brasil. Con ellos firmé en noviembre de 2017 el contrato para que los 5 miembros de la junta ejecutiva viniéramos a Argentina para febrero. Sin embargo, un paro de universidades en mi país a mitad de semestre hizo que el calendario de el académico se corriera y que los horarios se cruzaran, poniendo los planes de intercambio en peligro, pues los chicos con los que pensaba viajar tenían aún algunas materias por ver y como no tendrían vacaciones, no podrían hacer esto cómo lo pensábamos; Un problema que yo no tenía porque ya estaba graduado y no tenía materias pendientes, así que elegí venir solo y continuar los planes cómo estaban desde el inicio.


Aquí es donde llega una segunda etapa, pues cuando llegué a Neuquén en marzo de 2018, había 3 personas que eran amigos míos porque habíamos trabajado juntos como presidentes de nuestros respectivos comités locales para la organización, algunos de ellos eran muy cercanos y con los otros se fortaleció el lazo por el proyecto que hacíamos.

Fue super copado encontrar y vivir esta experiencia con personas con las que ya había trabajado y conocía desde hace un año. Aunque no hacíamos el mismo proyecto necesariamente, estábamos en la misma ciudad y por lo mismo compartíamos los momentos fuera de nuestro trabajo, nos juntábamos y explorábamos la ciudad, salíamos a tomar una cerveza, hablábamos sobre la vida y AIESEC e incluso hicimos un par de viajes juntos, el punto es que siempre encontrábamos la forma de reforzar la amistad que estábamos forjando. Para nosotros fue una gran aventura porque para gran parte de nosotros, significó salir por primera vez del país y todo era re interesante.


Ya en la tercera etapa pude pasar al momento donde conocí nuevas personas cuando llegué y empecé el proyecto, aprovechando que no había tanta gente. Éramos 15 o 20 intercambistas en toda la ciudad, todos de diferentes países pero como era de esperarse con más afinidad con los brasileños, por el idioma que nos hacía más fácil comunicarnos.

La mayor maravilla de la vida fue cuando las personas que hacían proyecto conmigo, se juntaban con la gente que estaban con mis amigos, porque armábamos un círculo de amistad muy grande y viajábamos mucho.


Uno de los viajes más memorables e interesantes que hicimos juntos fue cuando fuimos a Bariloche; ya que Caio, Presidente de comité local en Brasil para 2017 y uno de mis amigos más cercanos, fue el encargado de enmarcar todos estos momentos, haciendo un resumen del viaje, el cual fue subido un año después de habernos embarcado en este viaje (para ver este video da clic acá). Esta amistad ha sido muy especial porque incluso terminando el 2019, nos encontramos en Rusia por un evento de AIESEC donde él era el presidente nacional saliente de Portugal y yo era el presidente nacional entrante para Argentina; por lo que aprovechamos los espacios off para conocer la ciudad y aprender juntos de la cultura, sin duda algo fantástico.

En cuanto al impacto que todo esto tuvo en mi vida, podría mencionar que lo más importante han sido las conexiones que hice, no solo con los intercambistas, sino también con la gente de Argentina, tanto así que decidí volver al país para trabajar aquí. Tan pronto volví apliqué a ser miembro de la junta directiva nacional para el año 2018 y después un año de gestión elegí volver a aplicar para ser el presidente de esta junta directiva de AIESEC en Argentina, quedando electo y llevando al día de hoy un mes de gestión vigente.


Para este momento también hay una anécdota muy linda, ya que en mi viaje de regreso a Argentina, yo tuve una escala en Río de Janeiro y entre el tiempo que tuve para esperar el vuelo y hacer una escala, encontré la forma de verme por 2 horas con una de las amigas que hice en el intercambio, en las que aprovechamos para recordar y ver cómo nos había cambiado la vida, ahí fue que ella le contó que había entrado a la organización.

Después de 2 años, la amistad sigue perdurando y estando activa, esto gracias a un grupo de WhatsApp que para nosotros fue la mejor manera de conectarnos para seguirnos encontrando a pesar de la distancia. Ha servido para dos cosas: la primera para conectarnos y reunirnos a los que vivimos más cerca en Brasil, y la otra para charlar de todo, resolver dudas, porque si alguno tiene alguna una pregunta existencial sobre cualquier cosa, desde un shampoo hasta una relación, todos tenemos algo para aportar y cuidarnos entre nosotros.


Algo más para enmarcar es que el grupo inicial con el que iba a viajar siguió con sus planes pero tiempo después, 2 de ellos eligieron venir a Argentina pero en el 2019 y bueno en ese año entre diciembre y enero, hicieron el intercambio en Córdoba y vinieron a buenos aires a visitarme, los lleve a conocer la ciudad y ahí es interesante que aunque no viajamos juntos, seguíamos tan conectados que incluso por un momento vivimos está experiencia aunque diferente.

Por último, podría concluir esta historia diciendo que lo que más me encantó fue todas esas conexiones que armé, sea con las personas que viajas junto o con las que conoces en el camino. Pero así es la vida, los momentos son únicos pero lo que queda son las cosas que aprendiste y las cosas que se quedan contigo, las personas que te acompañaron en el camino. Entonces yo me siento muy contento de haber tenido esta experiencia y pasar de un viaje con amigos frustrada para encontrar amigos que yo no esperaba y hacer más amigos e incluso después de 2 años seguir con esa conexión fuerte con cada uno de ellos, es haber podido generar todas esas conexiones.


AIESEC Argentina 2020. Todos los derechos reservados.